Por más verde. La fantástica renovación de una casa de campo

Por más verde. La fantástica renovación de una casa de campo

Construida al estilo de las antiguas casas mallorquinas , esta se renovó para simplificarla en su distribución -por ende, en su modo de vivirla- y también para darle un parque que la sumergiera en un clima de protección y ensueño.

Las piedras del lugar acomodadas con siglos de sabiduría a cuestas; la orientación, lógicamente pensada para lograr los máximos beneficios del sol en cada estancia y estación; los colores, sin rebusques. Esta antigua casa de campo en Mallorca atrajo por su promesa de calma a una pareja con vidas intensas (la creadora de una famosa marca de moda y su marido, un músico de renombre internacional). ¿Qué cambios hicieron? Los que les propusieron el estudio de diseño, construcción y arquitectura More Design (cuyos socios son nacidos y criados en la isla) y la paisajista Katerina Christensson: conservar su estructura honesta eliminando divisiones innecesarias y establecer una relación cotidiana con el afuera.

A la puerta de madera recuperada se le agregó una traba de hierro hecha a mano. «Me gustan los jardines verticales, especialmente cuando suavizan la transición entre la naturaleza y lo construido. Para lograrlo aquí, plantamos suculentas entre las filas de piedra al tope del paredón

Las cabezas de animales, tejidas en palma, vienen de Valencia; el precioso recipiente de vidrio ambarino, de Consell, el mercado de pulgas más grande de Mallorca.

De bordes redondeados, todos los muebles de la cocina fueron hechos en obra y terminados a la cal. Incluyendo la campana, el elemento que termina de decir que estamos en un espacio rústico y acogedor.

La obra en metal es parte de la colección del dueño de casa, y las botellas, recipientes tradicionales para aceite y vino.

En el extremo opuesto del living que tiene comunicación directa con la cocina , se hizo una segunda chimenea con detalles de cuarcita.

La cama hecha en obra con espacio de guardado en la base, al igual que los placares empotrados en los gruesos muros, son la solución para que los ambientes chicos no pierdan metros innecesariamente. Es uno de los rasgos que distinguen la arquitectura del Estudio.

Hecha en una pieza de la misma cuarcita vista en el baño y el living, pero esta vez sin pulir, la bacha reitera el credo de que una síntesis de materiales, colores y elementos es el camino para un entorno de tranquilidad.

En el cuarto de una de las hijas , vuelven el blanco, las formas orgánicas trabajadas a mano para crear espacios de guardado y sensación de cobijo; y las vigas en color madera para dar calidez.

Después de recorrer el parque se llega a este fantástico mirador al Mediterráneo, casi un anfiteatro para admirar el movimiento de la naturaleza.

Referencia: LN

[simple-author-box]