Turismo: playas y destinos selváticos volverán más rápidamente a niveles prepandemia

Turismo: playas y destinos selváticos volverán más rápidamente a niveles prepandemia

Los destinos que dependen más del turista nacional tendrán una recuperación más acelerada. En cambio, Lima será el destino que más demore en recuperarse debido a su dependencia de turistas extranjeros y corporativos.

El anuncio de aforo completo en los aeropuertos, sumado a las menores restricciones aeroportuarias, acelerarán la recuperación del turismo doméstico y receptivo. En este contexto, aquellos destinos que dependan más del turismo local —por ejemplo, las playas del norte o la selva— se recuperarán a un mejor ritmo que aquellos que tienen una alta dependencia de pasajeros internacionales —como Cusco— o de turistas corporativos —como Lima.

La eliminación de aforos reducidos en los aeropuertos y de restricciones de viaje, que han contenido la demanda y oferta aeroportuaria durante la pandemia, mejora las expectativas de reactivación. «Como Sky estamos preparados para aumentar la capacidad una vez se oficialice el anuncio. En abril estaríamos esperando aumentar entre 25% y 30% nuestra capacidad operativa porque hay una demanda capaz de llenar esa capacidad», explica Franco Chaparro, gerente comercial de Sky PerúLatam también ha incrementado su oferta y en marzo proyecta estar al 91% de capacidad prepandemia. La mayor oferta satisfará una demanda que ya viene aumentando desde el año pasado y tuvo una pequeña pausa en los primeros meses del 2022 por el brote de la tercera ola. «El punto de inflexión será en abril, en semana santa. Por esas fechas vamos a comenzar a ver una curva ascendente con un tráfico doméstico que no debería parar», añade Juan Stoessel, CEO de Casa Andina.

Con la recuperación en rumbo, el mercado llegaría a los niveles prepandemia en el 2024; sin embargo, hay destinos que podrían llegar a ese nivel antes, incluso este año. «Hay provincias que solo viven del mercado doméstico o del corporativo nacional y que se está activando, otras del mercado receptivo y otras de ambas», explica Stoessel. Así, se puede esperar una recuperación diferenciada.

Tomando en cuenta el arribo de turistas a hospedajes a nivel nacional, los destinos con un mejor ritmo de recuperación son aquellos ubicados en el norte y la selva del país. «Las playas del norte se han recuperado mucho más rápido y están con un nivel de ocupación de 70%», comenta Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo del Perú (Canatur). Con una recuperación mayor, este año las playas del norte podrían superar los resultados del 2019. «Entre Piura y Tumbes, las ventas ya están superando los niveles prepandemia en nuestras plataformas», explica Inés Hochstadter, Country Manager de Despegar para Perú, Ecuador y Colombia.

Otro destino de playa que también se ha recuperado rápidamente es Paracas, por su cercanía a Lima. «En Paracas, en enero de este año ya estábamos por encima de los niveles prepandemia con una ocupación de casi 80% y una tarifa por encima de los US$250», dijo Ítalo Bustíos, CCO de Intursa,

La selva es otro de los destinos preferidos por el turista local y ha ganado relevancia en la pandemia por sus características. «El destino es atractivo por sus espacios naturales y abiertos donde no hay mucha congestión de gente. Por eso la demanda a lugares como Tarapoto [en San Martín] ha crecido muchísimo. Y los que van ahí no son extranjeros sino bastante turismo local de regiones como Trujillo, Cajamarca o Piura», añade Canales.

Los destinos que dependen más del turismo receptivo como Cusco Tacna tardarán más en recuperarse. «La única restricción que tiene Cusco para recuperarse es que depende del turismo internacional y por eso no esperamos que llegue a niveles prepandemia este año. Para nuestro caso, esperamos que Cusco esté en un 70% de recuperación», comentó Bustios en febrero. Tacna también es otro de los destinos que tardará más en recuperarse por su alta dependencia a los viajeros chilenos que realizan actividades comerciales. «El turista chileno no está entrando al país porque Chile sigue con las fronteras terrestres cerradas. Sin el turista chileno, hay menos desarrollo en las playas del sur», añade Canales.

Lima no tendrá la misma suerte que otras regiones mencionadas, ya que depende en parte del turismo corporativo internacional. «El único sector que no va a regresar al 2019 por ahora es el corporativo internacional, por dos factores. El primero es el factor pandémico que nos ha acostumbrado a tener reuniones virtuales, y el segundo y más grave es que este gobierno no es un imán para nuevas inversiones. Y eso es preocupante porque el corporativo internacional siempre ha sido uno de los segmentos más fuertes para Lima, donde hay más infraestructura hotelera», concluye Stoessel.

Fuente: Semana Económica.